Ay ay ay…sólo me pasa a mí estas cosas…

Todas las mañanas me levanto a correr por la zona, con la lindas mañanas que estamos teniendo aquí en los madriles…y cual fue mi sorpresa de que al hacerme el desayuno me quedé sin leche para los cereales…dios no sabía que hacer…

Dentro de mi desesperación, decidí asomarme por la ventana y como hacían antaño, reclamé un lechero a la vieja usanza…

lechero, lechero!! Necesito un lechero!! Yo rozando la histeria y habiendo tirado ya la toalla, apareció un joven con la polla en alza y me dijo…

Señorita, tengo leche de primera calidad( sin ser asturiano!! esto lo meti yo porque sí jaja)

Yo toda entusiasmada, abrí la puerta aquel joven valiente y así como quien no quiere la cosa, le empezé a comer la polla como una loca posesa por su premio.

Se la mamé con tanta fuerza que apenas dos minutos de mamada, aquel joven tenía ya su lechita calentita para mí…qué rica estaba…

Moraleja: Desde entonces nunca más he vuelto a comprar leche.

Por cierto por las tardes siempre me tomo un cola-cao con galletitas…y galletas si tengo…

algún voluntario??

 

VuestRa Dolce**